• Facebook Social Icon

CUERPO, CONSCIENCIA, CORAZON - CAMINOS HACIA EL SER

Silvia Machal

  • Facebook Social Icon

TALLER DE SOFROLOGÍA Y MEDITACIÓN EN BARCELONA:

7 sesiones entre mayo y junio.

MÁS INFO AQUÍ

 

QuÉ eS LA PSICOLOGÍA CONTEMPLaTIVA

 

La Psicología Contemplativa es una psicoterapia fruto de la asociación entre la filosofía y la psicología budistas y la psicoterapia occidental. 

La debemos al maestro tibetano Chogyam Trungpa, quien, en 1974, fundó el Instituto Naropa de Psicología Contemplativa en los Estados Unidos (Colorado), convertido, en 1977, en Universidad. En Europa, se imparte a través de la formación  Karuna (ciclo básico de dos años + tercer año de posgrado).

Se trata de una formación sobre todo vivencial y que habilita también al acompañamiento terapéutico.

La Atención plena o « mindfulness » es una de las herramientas de base de la Psicología Contemplativa así como el trabajo con las emociones perturbadoras. En los últimos años hemos asistido a una verdadera explosión de las prácticas de conciencia plena procedentes de Oriente. Estos entrenamientos, de 2500 años de antigüedad, han empezado a ser reconocidos en Occidente, sobre todo en contextos terapéuticos donde los beneficios han podido ser demostrados por las neurociencias.

En el contexto de la Psicología Contemplativa, trabajar con las emociones perturbadoras significa aprender a permanecer con ellas en vez de reprimirlas, o de actuar de manera impulsiva bajo su influencia. Cuando somos capaces de reconocerlas, de sentirlas, de acogerlas, nos perturban menos y nos permiten contactar con nuestra energía vital, pues las emociones, son, ante todo, energía.

 

CóMo actúa la PSICOLOGÍA CONTEMPLATIVA

Por medio del « intercambio compasivo », uno de los métodos más característicos de la Psicología contemplativa, el terapeuta contemplativo acompaña a su paciente en la exploración de sus emociones, ayudándole a recobrar su « salud intrínseca » En efecto, el planteamiento contemplativo es optimista : apunta a la capacidad de claridad, compasión, atención y conciencia, presentes en cada uno de nosotros.  Al transmitir un enfoque de consciencia plena y una aceptación incondicional de todo lo que vaya apareciendo, la psicoterapia contemplativa ayuda a  abrir un espacio de atención que nos pone en contacto con lo mejor de nosotros mismos. Las emociones perturbadoras son el hilo conductor y nos permiten, al ser escuchadas y acogidas, abrir nuevos espacios de consciencia y de capacidad de bienestar y serenidad.

El acompañamiento terapéutico individual con Psicología contemplativa se dirige a todos aquellos que :

* se sientan en situaciones difíciles tales como divorcio o separación, enfermedad, desempleo, mudanza, violencia, estrés, burn-out profesional, depresión..

* vivan con frecuencia emociones perturbadoras (cólera, celos, miedos..)

experimenten dificultades relacionales en el ámbito afectivo o laboral.

 

La Psicoterapia contemplativa nos entrena a la autocompasión, a la paz interior, a mantenernos serenos en los momentos difíciles,  a considerar con mayor claridad las situaciones de nuestra vida, a ralentizar y a contemplar. Desarrolla la inteligencia emocional, la capacidad de escucha, la alegría, la confianza, la creatividad, la posibilidad de conectarse con nuestras potencialidades, la capacidad de atención, de concentración y de creatividad.

La Psicología Contemplativa puede aplicarse también a grupos de terapia, o grupos de pertenencia (mujeres embarazadas, padres con hijos adolescentes, colaboradores de trabajo con confictos, personas discriminadas, víctimas de violencias, grupos de hombres, de mujeres, etc), pues enseña la comunicación consciente. En estos contextos, las técnicas de atención plena de la Psicología contemplativa en el ámbito de la comunicación tales como  « hablar a partir del corazón » o « cuerpo-habla-mente » resultan sumamente valiosas para desbloquear situaciones, desactivar creencias y avanzar hacia la salud intrínseca acompañados por la energía grupal.

 

ACOMPAÑAMIENTO TERAPÉUTICO

Comprometerse con una terapia no suele ser fácil. Puede costarnos aprender a ver y aceptar nuestras sombras, que a menudo nos atemorizan o nos dan una imagen de nosotros que no nos gusta. 

Como terapeuta, soy consciente de esta dificultad, y del apoyo que encuentra el paciente en un acompañamiento cálido y compasivo. Este tipo de acompañamiento, característico de la Psicología contemplativa, aumenta la capacidad de autocompasión que no es ni autocomplacencia, ni autoconmiseración,  y, por consiguiente, la capacidad de transformarse. (cf. artículo del Blog "Como hacer para abrazar las emociones perturbadoras")

Se basa igualmente en la ausencia de jerarquía entre paciente y terapeuta. Esto implica también que me considero a mí misma en desarrollo e involucrada en mi propio proceso de evolución del que forma parte, igualmente, el intercambio compasivo.

Una vez expuesta tu problemática, te acompaño en una exploración profunda y benevolente de tus emociones perturbadoras en los niveles físico, emocional y mental. Aprenderás así a abrazar tus emociones, de modo tal que ya no dirigirán tu vida y podrán abrirse nuevos espacios de conciencia. 

Aprenderás también a conectarte con la dimensión silenciosa y sana de ti mismo/a en toda circunstancia. 

La base de las sesiones es el intercambio verbal, con la inclusión de distintas herramientas como la Sofrología, la relajación, visualizaciones y, eventualmente, el aporte de información que proporcionan tus datos astrológicos si así lo deseas. (Me formé en Francia en Psicoastrología de Evolución).

Una sesión de Psicología Contemplativa en terapia individual dura alrededor de una hora.

Las sesiones tienen lugar en Barcelona, Rambla de la Muntanya, metro Maragall.

Pueden ser tanto en castellano como en francés.

Primera sesión gratuita

 

 

Traducción del certificado:

Formación Karuna

Ceritificado de Psicología contemplativa

Silvia Larrañaga Machalski (ver aquí) ha completado con éxito la formación avanzada Karuna del ciclo 2016-2017, formación titulante de Psicología contemplativa, y de acción compasiva, de 15 meses de duración y, por consiguiente, es reconocida como Formadora Karuna en compasión,, atención plena y en los demás métodos de comunicación de consciencia plena, y autorizada a: iniciar a otras personas en la práctica de la consciencia plena o atención-consciencia despierta, a acompañar a personas en situaciones difíciles por medio de la práctica del intercambio compasivo y a dirigir grupos de supervisión "cuerpo-habla-mente" así como grupos de "hablar a partir del corazón".

La formación avanzada Karuna consiste en una formación teórica y práctica en las enseñanzas y herramientas de la psicologia contemplativa, en el seno de un grupo y a través de un trabajo personal. Se desarrolla en seis seminarios (2 fines de semana, un seminario de 4 días, un seminario de 5 días y una semana de profundización, o sea unas 140 horas) e incluye también 75 horas de proyecto supervisado con puesta en aplicación de los métodos aprendidos en un ámbito profesional o asociativo. Colonia, octubre 2017. Barbara Martëns Directora de facultad- Chris Tamdjidi Director Upaya gGmbH

 

MEDITACIÓN DE ATENCIÓN PLENA

« Meditar no es aislarse del mundo, sino por el contrario, acercarse a él para entenderlo, amarlo y transformarlo » dice el conocido psiquiatra francés Christophe André

En la Meditación de Atención plena, que forma parte de las prácticas de la Psicología contemplativa, entrenamos nuestra mente a enfocar la atención en el momento presente, instante tras instante, abrazando todo lo que se presenta, -pensamientos, sensaciones y emociones-, con curiosidad y benevolencia,  o sea sin formular ningún juicio ni buscar ningún resultado.

Nos concentramos en la respiración observando los pensamientos y, cuando nos dejamos llevar por ellos, volvemos suavemente nuestra atención hacia la respiración y hacia nuestro cuerpo o hacia los ruidos ambientales. Este proceso se repite innumerables veces, y, con una práctica regular, nos volvemos capaces de conectamos cada vez más con nuestra verdadera naturaleza, desprovista de condicionamientos. Así accedemos a los recursos de sanación que están presentes naturalmente en nosotros; es lo que se llama la « salud intrínseca, o fundamental » en Psicología Contemplativa.

También nos volvemos capaces de tomar distancia, en nuestra vida cotidiana, respecto a pensamientos o emociones pertubardores y de estar verdaderamente presentes a nosotros mismos, a nuestras acciones y a los demás, lo cual constituye un factor poderoso de bienestar como lo han demostrado numerosos estudios científicos de los últimos años dedicados a los beneficios de la meditación. 

La meditación puede realizarse tanto sentado/a en posición de loto sobre un cojín como, sencillamente, en una silla, con la espalda derecha, separada del respaldo.