February 4, 2019

Please reload

Entradas recientes

LA PAZ INTERIOR

February 4, 2019

1/1
Please reload

Entradas destacadas

El engaño de la novedad

June 3, 2017

« Novedad ! »

Es esta una palabra que vemos a menudo escrita en letras rojas o amarillas para llamarnos la atención hacia el producto que pretenden vendernos.

Se trata de una estrategia inteligente, los expertos en márketing saben perfectamente que esta palabra mágica nos cautivará. Porque sentimos que la novedad nos promete una experiencia única que ningún otro producto nos ha proporcionado hasta ahora.

La idea de que el cambio o la novedad tiene propiedades especiales está muy afianzada dentro nuestro.

Creemos, aún sin pensarlo, que algo en esa novedad va a colmar ese pequeño o gran vacío que sentimos en nuestro interior. Y como nada, nunca, ha logrado colmarlo hasta ahora, estamos siempre al acecho de la novedad que pueda presentarse. (Y ésto no es sólo válido para la adquisición de bienes materiales, sino también para terapias, actividades, parejas…)

La novedad resulta siempre sumamente atractiva.

Sin embargo, sabemos perfectamente que, en realidad, la deliciosa frescura de los primeros momentos nunca dura eternamente. Y deberíamos saber que la novedad por sí sola no nos colma de verdad, profundamente.

Porque en realidad, ya lo tenemos todo, aquí y ahora. Sólo hace falta que cultivemos la presencia en cada instante de nuestra vida.

Lo cotidiano puede ser mágico y « nuevo » cada vez, ya que cada instante no volverá a repetirse nunca.

La educación que recibimos y lo que nos transmite la sociedad está exactamente en el polo opuesto. Por eso, es fácil decir lo anterior, pero mucho menos fácil es hacerlo.

Sin embargo, el florecimiento de las prácticas de atención que nos ha traído, con toda coherencia, la era de Acuario, debería ayudarnos en este proceso.

Detenernos cada día para meditar, o sólo hacer algunas pausas en nuestro trabajo para sentir nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo, cualquiera sea él, siendo siempre amables con nosotros mismos, sin querer que la realidad sea de otra manera, realizar las tareas cotidianas sin pensar en otra cosa y concentrándonos en nuestras sensaciones corporales: todo esto es Presencia

Y si aprendemos a cultivar la presencia, el amor que andamos buscando siempre en el exterior surgirá de nosotros, espontáneamente, como un bálsamo. Nos sentiremos menos separados, más en conexión con los demás. Y ese Amor que, tarde o temprano, surge de la práctica de la Presencia es el único capaz de colmarnos profundamente.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos